La portada del disco recoge la figura del cantautor caminando por las praderas de la laguna del Circo de la Sierra de Gredos, después de una impresionante tormenta de granizo veraniego. Sus cumbres mojadas todavía, sirven de escenario para presentar este disco lleno de vida y de canto a la Vida. La imagen de la luna, que ofrece en la canción de paz y que hace de hilo conductor en la presentación del libro interior, es una expresión que le sugiere la melodía de sus canciones. Unas más animadas y dinámicas, otras tipo balada, sugieren la lectura desde el propio corazón y hacen de este disco la expansión de luz y de fuerza interior. Las canciones que contiene, son hoy cantadas no sólo en un entorno juvenil, sino en ambientes de canción coral y grupal, por muchos lugares del mundo.

Este disco fue una inspiración para crear su siguiente disco Rozando el Viento. Los beneficios de este disco se enviaron a Perú, para abrir una granja de aves, de la que hoy viven varias familias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.